El lamento de Dor-lómin

Entradas etiquetadas como “musica

aéreos…

aereos

Deslumbramiento por el deseo

Instantáneo relámpago
tu aparición
Te asomas súbitamente
en un vértigo de fuego y música
por donde desapareces

Deslumbras mis ojos
y quedas en el aire

Raúl Gómez Jattin

 

Anuncios

cegamientos…

cegamientos

Eros

Escalo la montaña de tu pecho.
Tus manos son la suma del ardor.
Me pierdo por la fiebre de tus labios.
Nos estalla en los muslos un volcán.

Tu aroma de canela y yerbabuena.
Mi almizcle y mi naranja y mi jazmín.
Y tu olor de simiente desgranada,
y la arena anhelante de mi sed.

Las palabras son música infinita,
estremecido son de viento y mar,
puertas del abandono y la pasión.

No necesito verte: te dibujo
con mis dedos, mis labios y su sal.
Y paladeo el gusto de tu piel.

Isabel Rodríguez Baquero

 


de amores y amoríos…

de amores y amorios

Amor

                “¿Serás, amor, un largo adiós que
                no se acaba?
                             Pedro Salinas

Extenso mar, o renovado velo;
cuna del sueño, en la que el ser madura;
alondra vertical ganando altura
en la flotante música del vuelo.

Si látigo, te ciñes con anhelo.
Si beso, resplandece tu blancura
y la tierra redime su clausura
en la pradera extática del cielo.

De la raíz del hombre te alimentas,
de sus juegos más nobles, y le dejas
como una negra tierra fecundada.

¡Mírame ciego, Amor, buscando a tientas,
en un mundo de adioses y de rejas,
la salvadora luz de tu mirada!

Victoriano Crémer

 


black magic woman…

black magic woman

 

 

 

Madrigal

Tu vientre sabe más que tu cabeza
y tanto como tus muslos.
Esa
es la fuerte gracia negra
de tu cuerpo desnudo.

Signo de selva el tuyo,
con tus collares rojos,
tus brazaletes de oro curvo,
y ese caimán oscuro
nadando en el Zambeze de tus ojos.

Nicolás Guillén

 

 

Santana – Black Magic Woman

Got a black magic woman,
‘got a black magic woman
I’ve got a black magic woman,
‘got me so blind I can’t see
That she’s a black magic woman,
she’s try’n to make a devil out of me.

Turn your back on me baby,
turn your back on me baby.
Yes, don’t turn your back on me baby,
Stop messin’ ‘round with your tricks.
Don’t turn your back on me, baby,
you just might pick up my magic sticks

‘Got your spell on me baby,
‘got your spell on me baby
Yes, you got your spell on me baby,
turning my heart into stone
I need you so bad, magic woman,
I can’t leave you alone

———————————————————

Santana – Black Magic Woman

Tengo una mujer de magia negra
Tengo una mujer de magia negra
Si, Tengo una mujer de magia negra
Me tiene tan ciego que no puedo ver
Pero ella es una mujer de magia negra
Y está tratando de convertirme en un diablo

No me des la espalda, nena
No me des la espalda, nena
Si ,no me des la espalda, nena
No juegues con tus trucos
No me des la espalda, nena
Porque puedes despertar mi varita mágica

Pusiste un hechizo sobre mi, nena
Pusiste un hechizo sobre mi, nena
Si, pusiste un hechizo sobre mi, nena
Convertiste mi corazón en piedra
Te necesito tan mala
Mujer de magia negra, no puedo dejarte sola

Música y letra: Devadip Carlos Santana

 

 


retornos…

João Gilberto – Mañana de Carnaval

Mañana tan bonita mañana
En la vida una nueva canción
Cantando sólo a tus ojos
tu risa, tus manos
Pues ha de haber un dia en que vendrás

De las cuerdas de mi guitarra
Que sólo buscó tu amor
Viene una voz
Hablando de los besos
Perdidos en tus labios

Canta mi corazón
La alegría regresó
Tan feliz a la mañana de este amor

João Gilberto – Manha de Carnaval

Manhã tão bonita manhã
Na vida uma nova canção
Cantando só teus olhos
Teu riso, tuas mãos
Pois ha de haver um dia em que viras

Das cordas de meu violão
Que só teu amor procurou
Vem uma voz
Falar dos beijos
Perdidos nos labios teus

Canta o meu coração
Alegria voltou
Tão feliz a manhã deste amor

Música: Antonio María
Letra: Luiz Bonfá


viajeros…

Felix Mendelssohn – Obertura de las Hébridas

En sus viajes por Escocia Felix Mendelssohn descubrió la gruta de Fingal en las Islas Hébridas, tan impactado quedó por la belleza de la cueva que le sirvió de inspiración para esta maravillosa pieza. La ejecución corre a cargo de la Orquesta Sinfónica de Londres bajo la batuta de Claudio Abbado.

 

Gruta de Fingal, Islas Hébridas

Y aquí la entrada de la gruta que Mendelssohn nos describe con su música.

 


momentos y sonrisas

Como todos los años el Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena nos deja algún momento mágico o cuando menos curioso. Este año bajo la batuta de Riccardo Muti nos hicieron sonreir a todo el mundo rescatando este Galope de Guillermo de Tell de Johann Strauss.


despertares…

Desde hace ya unos cuantos años tengo como despertador la emisora de Radio Clásica de R.N.E. Además de garantizarme un agradable despertar sin la basura de las radiofórmulas, de vez en cuando me permite descubrir algunas maravillas que desconocía, como esta sublime cantata de Johannes Brahms.

Espero que la disfrutéis tanto como hice yo al descubrirla.

Mitxel.


ósculos…

osculos

 

Confusión de los sentidos

La luz de la luna inunda los laureles
Como música. El aire iluminado por la luna
Está en calma. Tu blanca cara se acerca
A la mía. La pena voluptuosa nos abraza como
Una telaraña, una canción, un perfume,
Luz de luna. Tu pelo cae y nos envuelve la
Cara. Tus labios culebrean entre
Los míos. Tu lengua penetra en mi boca.
Un murciélago vuela a la luz de
La luna. La luz de la luna te inunda los
Ojos, que no tienen iris ni pupilas,
Son sólo globos de fuego frío como los
De los ciervos que pasan junto
A nosotros por el bosque desierto. Tu
Esbelto cuerpo se estremece y huele
A algas marinas. Yacemos y escuchamos
Nuestra respiración a la luz de
La luna. ¿Oyes? Respiramos. Estamos vivos.

Kenneth Rexroth
De “Actos sacramentales”
Versión de Carlos Manzano

 


apocalipsis…

Viendo el otro día la película de Logan en los créditos finales me reencontré con esta olvidada joyita oscura del gran Johnny Cash y tanto disfruté del reencuentro que decidí hacerle un hueco en estos salones. Espero que la disfruteis tanto como yo.

Johnny Cash – When the man comes around

Y escuché, como era, el sonido del trueno:
Una de las cuatro bestias me dijo “Ven y mira”. Y lo hice.
Y contemplé, un caballo blanco.

Hay un hombre caminando por ahí tomando nombres.
Y él decide a quien liberar y a quien culpar
No a todos se les tratará igual.
Habrá una escalera dorada descendiendo.
Cuando el hombre venga por aquí.

Los pelos de tu brazo se erizarán.
Con el terror en cada trago y en cada sorbo.
Para que participes de esta última copa ofrecida.
O desaparezcas en el torno del alfarero.
Cuando el hombre venga por aquí.

Escuchad las trompetas, escuchad los gaiteros.
Cien millones de ángeles cantando.
Multitudes marchando al gran timbal.
Voces llamando, voces llorando.
Algunos nacen y otros están muriendo.
Es el Reino del Alpha y el Omega que llega.

Y el remolino está en el espino.
Las vírgenes están recortando sus mechas
El remolino está en el espino.
Es difícil para ti cocear contra los aguijones.(1)

Hasta el Armagedón, no hay paz contigo, no hay paz.
Luego, el gallo llamará a sus pollos a casa.
Los sabios se inclinarán ante el trono.
Y a sus pies lanzarán sus coronas de oro.
Cuando el hombre venga por aquí.

Quien es injusto, sea injusto todavía.
Quien es justo, sea justo todavía.
Quien es inmundo, sea inmundo todavía.
Escuchad las palabras escritas en la antigüedad
Cuando el hombre venga por aquí.

Escuchad las trompetas, escuchad los gaiteros.
Cien millones de ángeles cantando.
Multitudes marchando al gran timbal.
Voces llamando, voces llorando.
Algunos nacen y otros están muriendo.
Es el Reino del Alpha y el Omega que llega.

Y el remolino está en el espino.
Las vírgenes están recortando sus mechas
El remolino está en el espino.
Es difícil para ti cocear contra los aguijones.

En el quintal medido y en el penique y la libra.(2)
Cuando el hombre venga por aquí.

Y oí una voz en medio de las cuatro bestias,
Y miré, y he aquí: un caballo pálido.
Y su nombre, de quien estaba sentado sobre él, era La Muerte.
Y el Infierno le seguía.

(1) Referencia a la frase de los Hechos de los Apóstoles según la traducción de la Biblia del Rey Jacobo (King James Bible)
(2) Referencia al refrán inglés: A penny wise, a pound foolish: Un penique de sabiduría, una libra de locura.

Johnny Cash – When the man comes around

And I heard, as it were, the noise of thunder:
One of the four beasts saying: “Come and see.” And I saw.
And behold, a white horse.

There’s a man goin’ ’round takin’ names.
An’ he decides who to free and who to blame.
Everybody won’t be treated all the same.
There’ll be a golden ladder reaching down.
When the man comes around.

The hairs on your arm will stand up.
At the terror in each sip and in each sup.
For you partake of that last offered cup,
Or disappear into the potter’s ground.
When the man comes around.

Hear the trumpets, hear the pipers.
One hundred million angels singin’.
Multitudes are marching to the big kettle drum.
Voices callin’, voices cryin’.
Some are born an’ some are dyin’.
It’s Alpha’s and Omega’s Kingdom come.

And the whirlwind is in the thorn tree.
The virgins are all trimming their wicks.
The whirlwind is in the thorn tree.
It’s hard for thee to kick against the pricks.

Till Armageddon, no Shalam, no Shalom.
Then the father hen will call his chickens home.
The wise men will bow down before the throne.
And at his feet they’ll cast their golden crown.
When the man comes around.

Whoever is unjust, let him be unjust still.
Whoever is righteous, let him be righteous still.
Whoever is filthy, let him be filthy still.
Listen to the words long written down,
When the man comes around.

Hear the trumpets, hear the pipers.
One hundred million angels singin’.
Multitudes are marchin’ to the big kettle drum.
Voices callin’, voices cryin’.
Some are born an’ some are dyin’.
It’s Alpha’s and Omega’s Kingdom come.

And the whirlwind is in the thorn tree.
The virgins are all trimming their wicks.
The whirlwind is in the thorn tree.
It’s hard for thee to kick against the pricks.

In measured hundredweight and penny pound.
When the man comes around.

And I heard a voice in the midst of the four beasts,
And I looked and behold: a pale horse.
And his name, that sat on him, was Death.
And Hell followed with him.