El lamento de Dor-lómin

Entradas etiquetadas como “mañana

degustaciones…

degustaciones

Alianza

Un bosque entero ha regresado desde tu nuca
esta noche, lo he visto conciliador,
amigo, decididamente a favor
de lo posible, tú dormías
tras la severidad de las últimas jornadas.
No quise despertarte, me refresqué en tu pulso.
Las señales parecen indudables:
podemos auxiliar a tiempo, juntos,
al número dos de dios, al tres, a otros acaso.
Ahora es sazón de no olvidar los sueños.

2
Hueles
tan bien. Hay miel como hay sudor,
hay trigo y tierra. Yo lo veo y lo oigo resonante,
tan bien. Sabes tan bien gozar.
Preservas tanto instinto de la flor a la fruta.
Yo lo veo y lo oigo y te respiro y otra vez
te tomo abierta en nuestra mesa de viento.

3
He soñado
la salvación de tu sudor

defiendo
nuestra intimidad común
ante los estragos de este cielo sangriento

recibo
en la libertad de tu cuerpo marcado
la ligera prosodia del placer

he soñado
la salvación de tu sudor.

4
Luego en el filo de la sombra
bailas
iluminada por blanca lentitud, bellísima,
tajantemente viva, sabiendo en todos los poros
y en todas las arrugas del placer,
que es bien cierta la muerte, mas sólo empieza mañana.

Jorge Riechmann
De “El corte bajo la piel”

 

Anuncios

durmientes…

durmientes

En medio de la noche

En medio de la noche
te desvelas
y adivinas mi rostro dormido.
Apoyas tu boca sobre mi frente,
dejas, como al descuido,
tu mano sobre mi pecho,
hasta que nuestros latidos se acompasan.

En medio de la noche,
hostil y oscura,
me guardas,
estremeciéndote a cada
movimiento que hago,
hasta que, femenina y desvalida,
te quedas soñando
como un ángel cansado.

Por la mañana
tengo una alegría que me vive
todo el día, que me asiste
todo el día, sin saber
a qué se debe,
por qué nace.

José Batllo

 


futuros…

José Feliciano – Qué será

Pueblo mío que estás en la colina
Tendido como un viejo que se muere
La pena, el abandono
Son tu triste compañía
Pueblo mío te dejo sin alegría
Qué será qué será qué será
Qué será de mi vida qué será
Si sé mucho o no sé nada
Ya mañana se verá
Y será será lo que será.

Ya mis amigos se fueron casi todos
Y los otros partirán después que yo
Lo siento porque amaba su agradable compañía
Mas es mi vida tengo que marchar
Qué será qué será qué será
Qué será de mi vida qué será
En las noches mi guitarra
Dulcemente sonará
Y una niña de mi pueblo llorará.

Amor mío me llevo tu sonrisa
Que fue la fuente de mi amor primero
Amor te lo prometo, cómo y cuando no lo sé
Mas sé tan sólo que regresaré
Qué será qué será qué será
Qué será de mi vida qué será
En la noche mi guitarra
Dulcemente sonará
Y una niña de mi pueblo llorará.

Qué será qué será qué será
Qué será de mi vida qué será
En la noche mi guitarra
Dulcemente sonará
Y una niña de mi pueblo llorará.

Qué será qué será qué será
Qué será de mi vida qué será
En la noche mi guitarra
Dulcemente sonará
Y una niña de mi pueblo llorará.

Música y letra: Jimmy Fontana

 


mascaradas…

mascaradas

Máscara

Esta mañana fue difícil
colocarme la máscara
No lograba encajarla conmigo
Tal vez llegó el momento
de cambiarla.

María Clara González
De “Pulso interno”

 


retornos…

João Gilberto – Mañana de Carnaval

Mañana tan bonita mañana
En la vida una nueva canción
Cantando sólo a tus ojos
tu risa, tus manos
Pues ha de haber un dia en que vendrás

De las cuerdas de mi guitarra
Que sólo buscó tu amor
Viene una voz
Hablando de los besos
Perdidos en tus labios

Canta mi corazón
La alegría regresó
Tan feliz a la mañana de este amor

João Gilberto – Manha de Carnaval

Manhã tão bonita manhã
Na vida uma nova canção
Cantando só teus olhos
Teu riso, tuas mãos
Pois ha de haver um dia em que viras

Das cordas de meu violão
Que só teu amor procurou
Vem uma voz
Falar dos beijos
Perdidos nos labios teus

Canta o meu coração
Alegria voltou
Tão feliz a manhã deste amor

Música: Antonio María
Letra: Luiz Bonfá


mares…

mares

Mañana

Has salido del sueño como el mar. Tu boca,
húmeda aún, sonríe dulcemente a los sueños.
Brilla el sol en la hierba, pero tú ves la plata
de la luna, en el agua adormecida.

Una luz esmeralda casi nubla tus ojos;
guarda el perfume de aquel mar tu fina arcilla;
y una gran perla pálida llevas bajo los bucles,
ondulados como alga tranquila.

Màrie Manent
Versión de José Corredor Matheos

 


haikus…

haikus

Bosque de Bambú

Pasó el ayer,
pasó también el hoy:
se va la primavera.

* * *

La flor del té,
¿es blanca o amarilla?
Perplejidad.

* * *

Melancolía,
más que el año pasado:
tarde de otoño.

* * *

Lluvias de mayo.
Y enfrente del gran río
un par de casas.

* * *

Un aguacero.
Se agarran a las yerbas,
los gorriones.

* * *

Niña muda
convertida en mujer:
ya se perfuma.

* * *

Incluso mi esposa
actúa como una forastera,
esta mañana de primavera.

Yosa Buson

 


invitaciones…

invitaciones

Brindis

Toma la copa de mi corazón
y bebe.

De su cuenco de sombra
paladea
las centellas airosas que me cruzan,
desde el rojo voltaje de sus nervios,
el sabor de mi centro.

Toma mi corazón,
y sorbe
su resentimiento en las rocas,
la espumosa alegría de la mañana,
el dulzor sentencioso de las despedidas,
al atardecer.

Entre tus labios
toma el borde de mi corazón
y saborea
el astringente bouquet de mi secreto.

Si tan siquiera hubiese algo que beber
yo te diría:
toma la copa de mi corazón,
y bebe.

Renée Ferrer

 


tactos…

tactos

 

 

Gozo del tacto

Estoy vivo y toco
Toco, toco, toco.
Y no, no estoy loco.

Hombre, toca, toca
lo que te provoca:
seno, pluma, roca,

pues mañana es cierto
que ya estarás muerto,
tieso, hinchado, yerto.

Toca, toca, toca,
¡qué alegría loca!
Toca. Toca. Toca.

Dámaso Alonso

 


cafés…

cafes

 

Entre el café y tu mirada…

Entre el café y tu mirada
algún verso escondido. Te llamo,
me llamas
y que decida este sorbo de sangre:
si hoy es preciso morir moriré
entre tu olor mojado de lirios
y abrazado a tus pies descalzos.
Mañana sólo es mañana.

Antonio José Mialdea
De “Si ves que te hablo y anochece”