El lamento de Dor-lómin

Entradas etiquetadas como “quicio

riquezas…

riquezas

Elogio del estar

Dulce es morir a veces de tu cuerpo,
dulce resucitar en tu mirada.

Dulce el crujir de la luz que abre las horas,
dulce la espera, dulces los estambres
que reparte tu mano tibiamente. Apenas
hace falta decirlo. quizá sólo
depositar las palabras en el quicio
de una ventana, donde las encuentres.

En definitiva: muy rico soy de ti,
hay música en el aire y en la cama,
todo valió la pena.

Jorge Riechmann

 

Anuncios

Gracias

10473196_1514102312143027_4668780853093543386_n

Me desvisto de esa bata que es rutina
y me deslizo en la sensual marea ansiada,
alguien llega
alguien queda,
a alguien abrazo

en el quicio de la puerta que son mis manos…

Y ser suelo silencioso de noche
y talones que flotan dejando paso a una puntera cuidada,
callada,
y ser sombra y ojos de gato,
y ronroneo de embozada alegría que se alza.

Me alejo queda, llega la madrugada.

Y es placer inundar de aromas cada estancia
y despertar miradas aún oscuras
con simples caricias despistadas…

Y hablar sólo con los ojos
hasta que entra la vida en las bocas
y en los brillos sorprendidos de las brasas.

Ser un poco de aire y rodearos,
escuchar hambrienta cada palabra,
absorber el aroma de otras vidas,
bañarse en las dulces memorias,
añorar las primeras sonrisas,
revestir cada rincón de presencias,

saber,

que después

alguien marcha
alguien queda

y en mis brazos queda la forma del último abrazo…

Gracias, mi Dueño, por este regalo. ❤
Gracias a todos por acogerme con tanto cariño

Gatita de Mitxel 28 de junio 2014