El lamento de Dor-lómin

huidas…

huidasSilencios

Cuántas veces mis manos te buscaron,
cuántas otras mi cuerpo se secó,
fueron tantas las veces que me diste
tu espalda y un amargo -no-.
Cuántas veces un beso te he pedido,
cuántas otras el amor nunca llegó,
tantas noches pasamos en penumbra,
cerca y lejos, tú y yo.
Ahora ven e intenta seducirme,
ve qué bien aprendo la lección,
mi alma comienza a despedirse,
como respuesta un poco de silencio
y un breve -ya no-.

Ligia García y García

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Gatita de Mitxel

    Ah… Cuando
    no
    tiene distintos sabores…

    Al principio sabe a sorpresa
    Un par de veces más
    y sabe a amargura
    y al ácido sabor del miedo.

    Pero apilados los noes
    ya no hacen ruido
    y duermen la lengua.

    Sólo queda el sabor a polvo
    de viejas estancias vacías…
    Y en los labios,
    apenas indiferencia.

    Así es como cuando llega el sí
    sabe a gloria entre los dientes.
    Y a fuego y a vida y a sangre.

    Porque un sólo sí abre las ventanas y las puertas
    abre las sonrisas y las piernas.
    Un sólo sí es como una mudanza entera…
    Y te espesa y embriaga…

    Un sólo sí y ya no quedan noes… ❤

    Le gusta a 1 persona

    9 diciembre, 2014 en 19:55

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s