El lamento de Dor-lómin

tactos…

tactos

 

 

Gozo del tacto

Estoy vivo y toco
Toco, toco, toco.
Y no, no estoy loco.

Hombre, toca, toca
lo que te provoca:
seno, pluma, roca,

pues mañana es cierto
que ya estarás muerto,
tieso, hinchado, yerto.

Toca, toca, toca,
¡qué alegría loca!
Toca. Toca. Toca.

Dámaso Alonso

 

Anuncios

8 comentarios

  1. Gatita de Mitxel

    Los ojos, la nariz, hasta el oído tocan… y es en los dedos de las manos, en la curva siempre tentadora de un empeine o en el roce casual donde la piel entera se estremece modelando lo que el resto de nosotros acaricia…

    Le gusta a 1 persona

    17 diciembre, 2016 en 11:02

    • Recuerda Gatita, la casualidad no existe 😉

      Le gusta a 1 persona

      17 diciembre, 2016 en 11:59

      • Gatita de Mitxel

        jajaja, mi Dueño… La casualidad es una negligee. Estar, está, pero a veces es un juego visual y a veces es otra cosa. Un velo…

        Me gusta

        18 diciembre, 2016 en 1:07

  2. La alegría del tacto!
    Un besazo, Mitxel.

    Le gusta a 2 personas

    15 diciembre, 2016 en 17:11

  3. Cierto en el tacto mientras podamos. Imagen maravillosa

    Le gusta a 2 personas

    15 diciembre, 2016 en 15:06

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s