El lamento de Dor-lómin

lamentos…

Narn i Dor-lómin

Donde crecen las rosas salvajes

Me llaman La Rosa Salvaje
pero mi nombre real era Elisa Day.
No sé porque me llaman así,
porque mi nombre era Elisa Day.

Desde el primer día que la ví,
supe que sería mi chica mientras me miraba, y sonreía.
Sus labios tenían el color de las rosas
que crecían en el río, sangrientas y salvajes.

Cuando llamó a mi puerta, y entró en la habitación
mis temblores sucumbieron en su firme abrazo.
Él sería mi primer hombre, y con una mano cuidadosa
secaría las lágrimas que caerían por mi cara.

Me llaman La Rosa Salvaje
pero mi nombre real era Elisa Day.
No sé porque me llaman así,
porque mi nombre era Elisa Day.

En el segundo día le llevé una flor.
Era más bella que ninguna otra mujer que hubiera visto.
Le dije: “¿Sabes donde crecen las rosas salvajes?”
Tan dulces, escarlatas…

Ver la entrada original 507 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s