El lamento de Dor-lómin

festejos…

festejos

 

De Sophía

Entre los bailarines y su danza
la vi cruzar, a mediodía, el huerto,
sola como la voz en el desierto,
pura como la recta de una lanza.

Su idioma era una flor en la balanza:
justo en la cifra, en el regalo cierto;
y su hermosura un territorio abierto
a la segura bienaventuranza.

Nadie la vio llegar: entre violines
festejaban oscuros bailarines
la navidad del fuego y del retoño.

¡Ay, sólo yo la he visto a mediodía!
Desnuda estaba y al pasar decía:
“Mi señor tiene un prado sin otoño”.

Leopoldo Marechal
De “Sonetos a Sophía y otros poemas”

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Gatita de Mitxel

    En pleno mediodía,
    soñaba yo que dormía
    y en mi sueño sonreía.
    Esa sonrisa que se esconde
    detrás de otra
    y los párpados bajos,
    como velas,
    mientras van orzando
    las manos que me guían.
    Atravesando espumas y azogues,
    toda llena de premuras
    que los pies no seguían,
    de todas formas avanzaba.
    Te oía recitar,
    todo murmullos quedos,
    poemas de empuje
    y grávida caída.
    Un ven y ven pronto,
    que los versos se me olvidan…

    Como un niño pequeño miro hacia arriba algunos d elos versos que me muestras. A veces me retan y respondo, a veces, muchas otras veces, me humildan.

    Le gusta a 1 persona

    11 febrero, 2016 en 23:30

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s