El lamento de Dor-lómin

siete velos…

siete velosDanza de los velos

Y cae otro
pues tu vestuario, inagotable:
el cajón de los saldos, en liquidación.

Y menos enredada en cada uno,
hay una historia:
continuará.

Y, velada siempre de nuevo,
entregas sorpresas,
a veces trágicas, a veces cómicas.

Y cada tela revela, transparente,
la que sigue, que a su vez
es transparente.

Y en torno a ti, sólo en torno a ti,
gira, gira
a cámara lenta todo.

Y queda intacto
lo que tu codicia -rica en lágrimas­-
ha ahorrado.

Y así, una y otra vez,
la belleza tapada sigue siendo
especulación.

Y como cinco mil años y más,
bajo velos, están almacenados,
no cesa nunca, tu danza.

Y yo -acostumbrado al striptease-
te voy mirando, impaciente,
y un poco enervado.

Günter Grass
Versión de Eustaquio Barjau

 

Anuncios

3 comentarios

  1. Gatita de Mitxel

    Me gusta

    31 diciembre, 2015 en 15:36

  2. Gatita de Mitxel

    Bien dices cuando cada velo cubre y descubre más que piel y rubores
    Y bien sientes cuando cada misteioso instante descubierto se pierde en el fluído regalo que es el tiempo
    Bien me seduces cuando te enervas porque bien disfruto cuando anhelas lo que anhelas…

    Piruetas bajo velos, siete, setecientos… Y la solución perfecta para que no te aburras jamás…
    poner un velo por cada velo que se lanza desde mis dedos a tu regazo impaciente…

    Sonrío. Tú me haces bailar…

    Le gusta a 1 persona

    28 diciembre, 2015 en 17:11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s