El lamento de Dor-lómin

miradas…

miradas

 

Dolor en primavera

Tú me miraste
cuando yo era
un mendigo,
tú me miraste así,
cuando estaba sin nadie.
Cuando pensé morir

me miraste,
y eso fue
para mí
volver a casa:
aquella noche
tú me invitaste a entrar
y entonces me miraste.

Manu Cáncer

Anuncios

4 comentarios

  1. Gatita de Mitxel

    Iba yo caminando,
    silenciosa y sonora,
    y estaba muy quieta,
    quizás perdida.
    Iba yo desnuda y cubierta,
    en muchos tonos de grís,
    toda tornasolada de rojos.

    Y primero de pie,
    mirándote desde mi orilla,
    te oí decir mi nombre.
    Todo hermoso y de tinta…

    Y dejé de ser mía.

    Aishiteru, mi hogar, paradoja divina… ❤ ❤ ❤

    Le gusta a 1 persona

    13 agosto, 2015 en 18:28

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s