El lamento de Dor-lómin

nayades…

nayadesBaño en cueros

Haberlo vivamente deseado y verlas
pisar el agua que la luna enturbia
y estarlas a mirar; los cuerpos blancos
romper la sombra del metal luciente
-desnudo universal, desnudo hasta la muerte-
y quedarse indeciso, en pie, en lo oscuro,
como un viejo marino sospechando un tiempo
súbitamente aventuroso, y, luego,
olvidando los restos de la cena triste
con guitarra y golletes salivosos,
entrar a carga de animal entero
llamado por el agua o por los cuerpos.

Corre hasta el filo castrador del frío,
agua como de espadas.
Las estatuas
se ablandan entre risas, en la espuma.

Carlos Barral

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Gatita de Mitxel

    En los tiempos del goce
    donde el frío
    se hace castillo
    de las pieles saludando,
    el abrazo risueño
    está teñido de cobre y oro.
    El lenguaje compartido
    restaña risas
    y miradas cómplices,
    porque son gemelas
    las almas que salpican
    de sinérgica travesura
    las espumosas palabras.

    Y todo el tiempo,
    todo el tiempo,
    van ambas bruñendo
    los hilos sutiles
    que quieren,
    suavemente,
    enlazar sus gargantas.
    Viejas como el mundo
    y a un tiempo tan nuevas…

    Desconcierto, concierto y curiosidad.
    Tres grandes melodías
    escondidas en los hoyuelos,
    los dedos engarzados
    y las comisuras.

    Tejiendo, tejiendo, tejiendo… la eterna trampa de la seducción.

    Le gusta a 2 personas

    26 abril, 2015 en 20:39

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s