El lamento de Dor-lómin

lugares…

lugares

 

La piedad del tiempo

¿En qué oscuro rincón del tiempo que ya ha muerto
viven aún,
ardiendo, aquellos muslos?

Le dan luz todavía
a estos ojos tan viejos y engañados,
que ahora vuelven a ser el milagro que fueron:
deseo de una carne, y la alegría
de lo que no se niega.

La vida es el naufragio de una obstinada imagen
Que ya nunca sabremos si existió,
Pues sólo pertenece a un lugar extinguido.

Francisco Brines
“La última costa” 1995

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Gatita de Mitxel

    Sonrío…

    Sonrío paladeando fotogramas
    de una moviola que gira y gira
    haciendo memorias entre pestañeos.
    No se pierden ni los ojos ni los dedos
    No se pierden las letras
    Todo llega y todo queda,
    guardado y atesorado
    entre tu piel y la mía,
    esa que ya no es mía.

    Sonrío…

    En las hojas que se cosen de nuestra vida,
    como manos sosteniéndose
    en la agonía de un placer supremo,
    hay infinitos instantes
    dispuestos a ser acumulados.

    Ni tú ni yo veremos el final
    Pues dentro de cada Ai Shiteru
    hay un juramento
    que alcanza más allá de la vida.
    No hay finales.

    Y nuestro presente es interminable, mi Dueño ❤

    Le gusta a 1 persona

    4 febrero, 2015 en 16:43

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s